Discussion:
Regreso al Futuro
(demasiado antiguo para responder)
Corail
2013-12-09 19:42:53 UTC
Permalink
Un día, por equivocación, introduje una fecha al azar en el panel de mandos del "condensador de fluzo" del Delorean y tras pasar de los 140Km/h, me planté en el pasado.

Ya que estaba, me propuse dar una vuelta por ahí... y llegué a Irún... Era mediodía. El expreso de Madrid llegaba con algo de retraso y estacionaba con parsimonia. Aproveché para subir en él y llegar hasta París, pero mi entusiasmo duró poco... Unos minutos después llegábamos a Hendaya y debíamos transbordar.

Tras visitar París (ciudad que encontré poco cambiada, por cierto), decidí viajar hacia Barcelona. De nuevo, un flamante tren rápido abandonaba la Gare de Lyon para llegar hasta Barcelona, pero no pude continuar el viaje hacia Madrid, porque de nuevo debíamos cambiar de tren.

Me empezó a mosquear un poco este viaje en el tiempo, porque en vez de llegar a la estación de Príncipe Pío, lo hacíamos en otra que aparentaba ser más moderna (mamotreto que dirían), pero al mismo tiempo tenía evidentes síntomas de desgaste.

Fue entonces cuando se me ocurrió consultar un periódico del día y comprobé horrorizado que seguíamos en el año 2013... El Delorean no había viajado en el tiempo, simplemente seguíamos en el futuro.

Días más tarde arreglé el Delorean y viajé al año 1993... De Madrid a París fui durmiendo, en una cama, en una noche, sin transbordos, sin rollos de homologación de sistemas de señalización en cabina. Dicen que tardé 14 horas, pero para mí no fueron más de 3... las que tardé en cenar a todo lujo, y el tiempo que tuve para ducharme y desayunar... el resto fue tiempo útil bien aprovechado para dormir... dicen que pasé por Aranda, pero podía haber pasado por Valladolid o por Moscú, porque más allá de lo que vi por las ventanillas antes de dormir, el tiempo de viaje fue empleado para contar borreguitos al principio y viajar por las galaxias en un sueño tan agradable como breve...

Digo breve porque desperté totalmente repuesto, era muy temprano y París empezaba el día conmigo... En ningún momento tuve la sensación ni el cansancio típico que te queda en el cuerpo tras un largo viaje.

Pero resulta que también soñaba... no había Delorean, ni condensador de fluzo, ni trenhotel, ni nada... Al despertar de ese amargo sueño comprobé que había regresado al año 2014... el futuro... ese futuro que soñábamos en nuestra generación vistiendo trajes de astronauta, viajando en nave espacial para hacer la compra y departiendo cotilleos locales con alienígenas de orígenes exóticos y remotos.

Nada de eso... Ni alienígenas, ni naves espaciales, ni viajes en el tiempo, ni trenhotel, ni nada... Nos queda la mierda que Renfe y SNCF han estado cocinando para nosotros con el consentimiento de la Comunidad Europea. Una mierda que nos comeremos de aquí al futuro... un futuro por el que he dejado de sentir curiosidad. ¿Realmente merecíamos este final?
manitou
2013-12-11 14:19:40 UTC
Permalink
Post by Corail
Un día, por equivocación, introduje una fecha al azar en el panel de mandos del "condensador de fluzo" del Delorean y tras pasar de los 140Km/h, me planté en el pasado.
Ya que estaba, me propuse dar una vuelta por ahí... y llegué a Irún... Era mediodía. El expreso de Madrid llegaba con algo de retraso y estacionaba con parsimonia. Aproveché para subir en él y llegar hasta París, pero mi entusiasmo duró poco... Unos minutos después llegábamos a Hendaya y debíamos transbordar.
Tras visitar París (ciudad que encontré poco cambiada, por cierto), decidí viajar hacia Barcelona. De nuevo, un flamante tren rápido abandonaba la Gare de Lyon para llegar hasta Barcelona, pero no pude continuar el viaje hacia Madrid, porque de nuevo debíamos cambiar de tren.
Me empezó a mosquear un poco este viaje en el tiempo, porque en vez de llegar a la estación de Príncipe Pío, lo hacíamos en otra que aparentaba ser más moderna (mamotreto que dirían), pero al mismo tiempo tenía evidentes síntomas de desgaste.
Fue entonces cuando se me ocurrió consultar un periódico del día y comprobé horrorizado que seguíamos en el año 2013... El Delorean no había viajado en el tiempo, simplemente seguíamos en el futuro.
Días más tarde arreglé el Delorean y viajé al año 1993... De Madrid a París fui durmiendo, en una cama, en una noche, sin transbordos, sin rollos de homologación de sistemas de señalización en cabina. Dicen que tardé 14 horas, pero para mí no fueron más de 3... las que tardé en cenar a todo lujo, y el tiempo que tuve para ducharme y desayunar... el resto fue tiempo útil bien aprovechado para dormir... dicen que pasé por Aranda, pero podía haber pasado por Valladolid o por Moscú, porque más allá de lo que vi por las ventanillas antes de dormir, el tiempo de viaje fue empleado para contar borreguitos al principio y viajar por las galaxias en un sueño tan agradable como breve...
Digo breve porque desperté totalmente repuesto, era muy temprano y París empezaba el día conmigo... En ningún momento tuve la sensación ni el cansancio típico que te queda en el cuerpo tras un largo viaje.
Pero resulta que también soñaba... no había Delorean, ni condensador de fluzo, ni trenhotel, ni nada... Al despertar de ese amargo sueño comprobé que había regresado al año 2014... el futuro... ese futuro que soñábamos en nuestra generación vistiendo trajes de astronauta, viajando en nave espacial para hacer la compra y departiendo cotilleos locales con alienígenas de orígenes exóticos y remotos.
Nada de eso... Ni alienígenas, ni naves espaciales, ni viajes en el tiempo, ni trenhotel, ni nada... Nos queda la mierda que Renfe y SNCF han estado cocinando para nosotros con el consentimiento de la Comunidad Europea. Una mierda que nos comeremos de aquí al futuro... un futuro por el que he dejado de sentir curiosidad. ¿Realmente merecíamos este final?
Pues la verdad es que he ido y vuelto dos veces a París en tren, desde
Madrid y Barcelona, y el viaje fué un infierno por que tan apenas pude
pegar ojo. Primero por los ronquidos de mi suegra y luego por los meneos
que metía el talgo aquél yendo de Madrid a Francia.

También pasé frío por que ni me podía abrigar bien ni cabía en la
litera, aparte de que me escurría en las curvas en el trayecto de Madrid
a París.

Un infierno, como experiencia está bien (sobretodo con críos), pero la
siguiente vez directamente fuimos en coche, mucho más cómodo y para mi
más descansado (me gusta conducir).

Saludos.
Corail
2013-12-11 15:22:21 UTC
Permalink
Se ha hablado mucho en este foro sobre la comodidad del Talgo. Un ilustre ex-participante del grupo lo definió correctamente como un coche de viajeros que no tenía bogies, sino ejes... Evidentemente, si la vía no está en buen estado, jamás será cómodo, pero a cambio tiene la ventaja de eliminar el transbordo.

Cuando el Talgo pasaba de Hendaya la cosa cambiaba y la marcha era mucho más suave. No sé qué tienen en Francia, pero parecen cuidar mucho más este tipo de detalles. A la ida (que fuimos en avión), viajamos en la red de cercanías "rer" desde la estación de conexión del "Orly-Val", hasta la Gare du Nord, que era por donde teníamos el hotel. Eran coches claramente "clásicos", pero convenientemente renovados. La suspensión era tan buena que había que estar atento a las ventanillas para saber si estábamos en marcha o detenidos. Esa suspensión era muy similar a la que tenían las composiciones de 440 antes de la remodelación y supongo que tienen que ver mucho con el mantenimiento y con la calidad de los materiales que se usan al fabricar el tren.

Debido a ciertas razones burocráticas, el Talgo Madrid - París, que podía haber utilizado la infraestructura de Alta Velocidad hasta Valladolid, nunca dejó de usar el trazado imperial desde que suprimieron su circulación por el directo de Burgos. La comodidad no fue una prioridad, aunque podía haberse intentado.

Lo que quiero decir es que ese mismo tren con una conservación adecuada y una auténtica intención de ofrecer un servicio correcto, no tendría los problemas que detectaste. Es posible que mi suegra no ronque tanto (o más bien que no viaja conmigo en coche-camas) y, por lo que veo, tengo más facilidad para dormirme que tú, pero también es más que probable que a Renfe tampoco le interesase ofrecer lo mejor de ese tren.

Hasta que suprimieron los estrellas, había cosas que eran de juzgado de guardia. He visto de todo... ventanas con ranuras por las que se colaba el aire helado y que no se podían cerrar, manchas de mierda en el suelo, duchas a las que no le funcionaba el agua caliente, o el agua fría, o que directamente no tenían agua, planos en las ruedas inadmisibles para un tren de largo recorrido... en fin... Un montón de cosas. Pero ¿sabes?, también usé esos mismos coches en 1987 y en 1990... No hay color de la diferencia de calidad... De la misma forma que los coches de cercanías del RER estaban perfectamente conservados a pesar de ser eso... trenes de cercanías, Renfe podía haber hecho lo propio con su "joya de la corona"... En Francia no todo son TGV... hay muchos trenes de material convencional y la mayoría de los coches de viajeros son Corail. Esos coches se fabricaron en los años 80 y aún están dando mucha caña.

Aquí, un material móvil con 20 años o más, si no es la serie 100 del Ave, ya parece obsoleto. La suspensión en los bogies de los coches de cercanías de cualquier serie igual o posterior a la 446 es terriblemente incómoda.

Sé que es posible dormir cómodamente en un tren (lo he hecho muchas veces) y que la falta de mantenimiento, como zancadilla corporativa, no puede tapar la evidencia de que los recorridos nocturnos son la única alternativa seria para los desplazamientos domésticos de la península y para esos viajes internacionales... La única forma de hacer competencia a la aviación no es ofrecer velocidad (a menos que usemos trenes de levitación magnética), sino calidad. Calidad, comodidad, ahorro de noches de hotel, tranquilidad, puntualidad y un servicio decente.

Una línea de Alta Velocidad es como meter un avión por los raíles, con los mismos problemas de un avión, pero eso sí... por los raíles.

Si puedes hacer un Madrid - Barcelona en dos horas y media, será rentable e interesante, aunque sean unos asientos incómodos, pero si te tienes que tirar seis o siete horas para viajar, perdiendo el tiempo diurno... ¿Qué quieres que te diga?

Sobre lo de viajar en coche de Madrid a París... solo de pensar en la pasta que has de tirar en gasolina, peajes, comidas y desgaste del vehículo, además de la noche de hotel extra cuando llegas totalmente hecho polvo, pues, la verdad es que se me quitan las ganas de seguir pensando.

Antes, cuando el coche podía ir en el tren, en el furgón del expreso Puerta del Sol, era aún más interesante.

Pero solo tienes que ver cómo se polariza la demanda... La gente con dinero, va al avión y los señores que no tienen tanto dinero, cruzan la península y media Europa en coche. Lo llaman "operación paso del estrecho".

En cualquier caso, lo que me preocupa es que antes escogías cómo querías viajar... Ahora sigues escogiendo, pero ya no es lo mismo. Ahora escoges si quieres viajar o si te quedas mejor en casa.

Hubiera dado algo por enseñar a la gente cómo se viajaba en un coche YF. La rabia es que no hace tanto tiempo de aquello y que muchos no saben ni lo que se han perdido.
Loading...